Títulos de capitalización: conoce todo sobre esta alternativa de ahorro

En Colombia existen diferentes alternativas de ahorro; sin embargo muchas veces los usuarios no saben diferenciar unas de otras o no tiene la información suficiente para saber cuál es la que más les favorece de acuerdo a sus necesidades. Entre las más conocidas se encuentran los CDT (certificado de depósito a término) y nuestro tema del artículo de hoy, Los títulos de capitalización.

Si alguna vez has escuchado hablar sobre los títulos de capitalización pero no entiendes el significado de este término y/o cómo funciona, aquí conocerás todo lo que debes saber sobre esta alternativa de ahorro.

En primer lugar, se trata de un documento en el que se estipula un contrato entre una persona llamada suscriptor, y una compañía capitalizadora o sociedad de capitalización encargada de regular los ahorros de los usuarios bajo la regulación de la Superintendencia Bancaria. Ten en cuenta que dichas sociedades no pueden emitir títulos distintos de los de capitalización.

Condiciones del contrato

Los contratos celebrados por las sociedades de capitalización deben:

  • Establecer condiciones equitativas y claras.
  • Idioma en Castellano
  • No se permiten reformas o alteraciones posteriores a las condiciones pactadas inicialmente sin la autorización previa del Superintendente Bancario.
  • El plazo de los contratos no puede ser menor a un año ni mayor a veinte.
  • El suscriptor debe abonar un número de cuotas únicas (primas) o periódicas que pueden no ser iguales durante el plazo.
  • El capital que la empresa se compromete a pagar al vencimiento del plazo debe ser mayor al monto de las cuotas por concepto de primas o abonos periódicos.
  • El suscriptor tiene derecho a pedir préstamos por un valor que no mayor al 90% del valor de rescate, con garantía del mismo contrato.
  • Se permite la realización de sorteos siempre y cuando el valor de los premios esté dentro del cálculo de la cuota, y cada título de capitalización tenga una participación máxima de 1 sorteo por mes.
  • El suscriptor que reciba el premio, puede continuar con el contrato o terminarlo por el valor de rescate
  • Los premios de cada sorteo no pueden ser superiores al valor de los títulos de capitalización a su vencimiento.

¿Debería adquirirlo?

Pues bien el adquirir un título de capitalización es una elección muy atractiva para muchos usuarios del sector financiero en Colombia, especialmente para los amantes al riesgo pues con una cuota desde $50.000 pueden participar en sorteos periódicos donde el premio será el monto ahorrado por un determinado número de veces; y para aquellos usuarios que apenas comienzan una vida crediticia y desean un buen historial de pagos. Esto te permitirá administrar mejor tu dinero y establecer un hábito de ahorro.

Por otro lado, amplia tu capacidad de pago sin necesidad de endeudarte con bancos y demás entiendas financieras que te cobran intereses periódicamente; mientas ganas dinero extra si corres con suerte en los sorteos en los que participes.

¿Y cuáles son los riesgos?

Como mencionamos anteriormente, al adquirir un título de capitalización tomas el riesgo de no saber si serás el ganador o no de los sorteos en los que participes y por ende predecir tus rentabilidades acapara un alto nivel de incertidumbre. Sin embargo no te desanimes, lo peor que puede pasar es que si participas en un determinado número de sorteos y no ganas ninguno, al final del plazo establecido te entregarán el mismo monto del capital invertido inicialmente a pesar de que ese dinero haya perdido su valor en el tiempo.

Así mismo existen otro tipo de riesgos para el suscriptor, ya que al comprometerse a entregar una suma de dinero pactada durante un tiempo determinado, una parte de esta cuota es destinada a la constitución de un fondo de ahorro mientras que la otra, será para gastos iniciales de amortización (expedición del título, papelería, comisiones, administración y costos del sorteo) en que incurra la capitalizadora.

Es por esto que en caso de terminación del contrato de manera anticipada por parte del suscriptor (rescisión de un título), no podrás reclamar el monto de dinero por la suma de las cuotas pagadas sino por el saldo del fondo de ahorro e intereses devengados.

Llegó la hora de tomar la decisión

Pues bien, si lo que buscas es una alternativa de ahorro ya sabes que los títulos de capitalización son una gran opción a pesar del alto riesgo que debes tomar. Sin embargo si eres de las personas que prefieren llevar su dinero por estrategias más estables los CDT pueden ser otra gran opción. Recuerda que en el mundo financiero no existe una única mejor opción que otra, debes encontrar la que se adapte a tus necesidades y preferencias para poder sacarle provecho. ¡Buena suerte!

Scroll to Top