Simulador de alivios financieros desarrollado por Tranqui Finanzas disponible desde el 15 de septiembre

Simulador de alivios financieros: ¿Qué hacer si no puedo pagar las deudas como antes?

¿Sabes cómo aplicar a la segunda ola de alivios financieros?

Ya van casi 7 meses desde que llegó el COVID-19 a nuestro país, dejando una de las cuarentas más largas de Latinoamérica y un cese de actividades económicas de gran parte de la población. Por eso uno de los impactos que ha sido de gran conmoción para la sociedad, además de la salud, es lo relacionado con las finanzas personales.

Por mencionar algunos casos, en Colombia, a raíz del Coronavirus, la cuarentena inició el 20 de marzo y culminó el pasado 31 de agosto, mientras que en países como Argentina y Paraguay, las medidas de aislamiento obligatorio aún continúan, pero en países como Perú, el aislamiento solo tuvo un período del 16 de marzo hasta el 01 de julio.

Situación que ha impactado en millones de personas, que han visto afectados sus ingresos por esta contingencia. Si se compara la tasa de desempleo en Colombia de mayo de 2019 a mayo de 2020, aumentó más de un 100%.

Además hay que considerar que existe un grupo de personas que siguen con empleo, pero con ingresos reducidos debido también a la disminución de su labor como independiente o a la cancelación de contratos por motivos de fuerza mayor.

Como lo informó el DANE, en abril del 2020 la economía colombiana cayó en un 20.06% y tal como lo proyectó recientemente la Anif, la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, se espera una caída del PIB del 2.4% para el 2020.

Sumado a este panorama nacional, desde el pasado mes de agosto se reactivaron todos los cobros de las obligaciones crediticias que se tuviesen con entidades financieras, dando por culminada la primera ola de alivios financieros estipulados por el Gobierno. 

Medida que trae consigo la urgencia de pagar deudas, un aspecto de la nueva realidad que no se puede aplazar más y que se añade a la carga de ansiedad y estrés que ya vivimos alrededor del cuidado de nuestra salud.

Situación que causa mucha confusión porque, por la inminencia de la Emergencia Sanitaria, y ante la necesidad de encontrar nuevas salidas para esta situación insospechada que trajo la pandemia, fue poca la información que se profundizó antes de que la ciudadanía pudiera acceder a estos alivios financieros. 

Es decir, al comenzar las ayudas en el mes de marzo, no se explicó realmente cuáles eran los beneficios y contras que ocasionaban estos ´alivios financieros´ ni cómo era que los bancos iban a cobrar después esos meses de ́períodos de gracia´, que en la realidad fueron entendidos como un supuesto no pago, en el que se ignoró la acumulación de intereses. 

Sin embargo, primó la necesidad de encontrar una pronta salida, por eso muchos colombianos no vieron otra opción que acceder a estos períodos de gracia, en el que si bien sí se paró el cobro de la cuota mensual, los intereses siguieron corriendo.

Ahora bien, aunque la información estuvo disponible en las páginas web de cada entidad, esta no fue explicada a profundidad por algún vocero ni en ningún medio de comunicación, generando un vacío en los usuarios, relacionado a lo que se había dado por entendido sobre los alivios. 

Repercutiendo en que hoy, el pago de las cuotas mensuales se han reactivado, e incrementado en la mayoría de los casos, por el cobro de los intereses acumulados entre marzo y julio, impactando los montos mínimos de las cuotas, las cuales al ser más altas, son imposibles de pagar de un momento a otro, sin tener un plan que ayude a pensar en cómo pagar deudas.  

Lo que esto quiere decir es que los colombianos con créditos que tenían períodos de gracia deben volver a pagar sus deudas desde ya, pero lamentablemente como las afectaciones en los puesto de trabajo e ingresos han tocado a millones de colombianos y continúan, no todos las personas que tenían créditos van a poder continuar pagándolos en las mismas condiciones (Cuotas) de antes. 

Teniendo en cuenta esta situación, en Tranqui Finanzas hemos pensado en cuáles son las alternativas que puede empezar a implementar desde hoy para lograr un mayor orden en sus finanzas personales, ayudando a responder con claridad una de las preguntas que más ronda la cabeza de los colombianos hoy: ¿Cómo negociar las deudas con los bancos en esta 2da ola de alivios financieros? 

Comencemos primero con las tres cosas básicas que usted debe hacer si no sabe cómo pagar las deudas, debido a la afectación de sus ingresos por la actual coyuntura económica y sanitaria que trajo el Coronavirus a Colombia.

1. Conozca con exactitud cuánto dinero tiene que pagar cada mes para cumplir con sus deudas

Lo primero que debes hacer es saber con claridad el estado actual de tus deudas, recuerda que después de acabar los períodos de gracia, dependiendo de la entidad, los cobros que van a llegar de las cuotas pueden haber aumentado, como les comentamos, por los meses de no pago e intereses.

Por eso empieza haciendo una lista con todas las deudas que tienes con entidades bancarias y lo que te van a cobrar mensualmente por cada una de ellas, incluyendo los saldos e intereses acumulados al día de hoy. 

Para hacerlo puede descargar los extractos, usar sucursales virtuales o comunicarse con su entidad para saber exactamente en cuánto van a quedar a partir de ahora las cuotas y los saldos de las deudas que tiene. 

Así mismo tenga en cuenta la información a recopilar de cada deuda, donde lo principal que debe conocer es cómo le están cobrando los intereses y, si aplica, tener el valor exacto de cuál es la Tasa de Interés Efectiva Anual  (E.A) o Mes Vencida (MV). 

2. Identifique actualmente lo que puede pagar y defina un valor a destinar mensualmente para el manejo de estas deudas.  

Si cree o ya identificó que actualmente no va a poder pagar las cuotas de los créditos tal como están establecidas, es porque sus ingresos personales o del núcleo familiar se han reducido, por esta razón debe construir un presupuesto de manera urgente en el que establezca el total de gastos básicos mensuales (como alimentación, salud y vivienda).

O si ya lleva un presupuesto de finanzas personales como debería ser, es decir detallado a profundidad, actualízalo. Puede profundizar sobre cómo hacer adecuadamente un presupuesto aqui. Después de determinar los gastos básicos vitales, el restante es lo que potencialmente podrá destinar para el pago de las deudas

Para saber ¿Cuánto puede destinar a deudas actualmente?, realice la siguiente resta: 

Ingresos – Gastos básicos mensuales. 

Si el resultado es mayor a cero, ten en cuenta esta cifra, para proceder con el paso 3. Por pequeña que sea la cuantía es el valor con el que usted cuenta hoy en día para salir de deudas y es con el que tiene que empezar a hacer todas sus proyecciones de cumplimiento en el manejo de deudas. 

Si el resultado es negativo, esto significa que definitivamente en la actualidad no cuentas con la forma para cubrir las deudas que determinó en el paso 1, así que definitivamente, si al llegar aquí el resultado es un déficit, el punto siguiente no le va a funcionar.

Así que en este último caso lo que debe hacer es comunicarse con la  entidad, explicar la situación y tratar de lograr una ampliación del período de gracia, mientras vuelve a lograr un aumento de ingresos que le permitan poder comenzar a pagar las deudas con una renegociación de cuota.

3. Analice a cuánto tiempo podría diferir las deudas y lo que le costaría hacerlo

Una vez actualizado y determinado los valores de lo que debe y de lo que puede pagar, y si lamentablemente no le alcanza, pero sí le queda algo de dinero para continuar con el pago de sus obligaciones, es momento de negociar el pago de las deudas con cada entidad financiera con que tenga relación para intentar reducir las cuotas y ajustarlas a la capacidad de pago actual. 

La negociación para cambiar las términos de pago pactados en un crédito, o demás servicios financieros, no son tan sencillas y dependen de varias variables. Por eso para facilitar esto un poco, y en el marco de la afectación de los ingresos de millones de colombianos por esta contingencia, la Superfinanciera dio unas instrucciones a las entidades de crédito sobre cómo tienen que proceder. 

Tales instrucciones son las que se conocen como la 2da ola de alivios financieros, la cual empezó a correr desde el 1ro de agosto y va solo hasta el 31 de diciembre de 2020. Aquí puede conocer más del abc de este documento emitido por el ente regulador. 

Dentro de las instrucciones emitidas por la Superfinanciera, los establecimientos de crédito deberán implementar el PAD para los deudores que han visto afectados sus ingresos o su capacidad de pago como consecuencia del COVID-19 y como mínimo deberán tener en cuenta la aplicación de los siguientes alivios financieros:

La reducción en el valor de la cuota; no se podrá aumentar la tasa de interés inicialmente pactada y podrán otorgarse nuevos períodos de gracia sin la posibilidad de capitalización de intereses y sin cobrar intereses por otros conceptos que difieren, como cuotas de manejo y seguros.

Lee también: ¿Qué es el PAD y cómo me ayuda a pagar deudas?

Tenga en cuenta que los bancos buscan reconocer la nueva realidad económica de cada deudor y determinar si otorgan, o no, un alivio financiero según lo establecido en el PAD, es decir que esto es MUY IMPORTANTE: los alivios financieros serán otorgados de acuerdo con el análisis que realice cada entidad bancaria.

¿Qué traduce esto? que van a haber diferencias entre las solicitudes de las personas y las respuestas que den las entidades con respecto a la nueva realidad económica y la capacidad de pago del deudor, por esto es importante que cada persona realice previamente un análisis de la situación financiera que tiene al día de hoy.

Incluyendo todas sus obligaciones en este análisis, podrá tener un panorama más claro en el momento en que el banco estudie la posibilidad de comenzar a aplicar el PAD con tus deudas y así, la capacidad de negociación que tendrás estará basada en cifras reales. (esto es realizar el paso 1 y 2 de este artículo que ya vimos). 

Aspectos que no se pueden pasar por alto, porque es en función de estos parámetros objetivos como la afectación de los ingresos y la capacidad de pago del deudor, así como de su potencial recuperación en el tiempo para seguir atendiendo sus obligaciones en los nuevos términos previstos, que cada entidad financiera va a analizar la reducción de cuota.

Ahora, para ir más preparado, también debería realizar un análisis previo acerca de qué tipo de reducciones necesita para ajustar las cuotas a la capacidad de pago actual que tenga. Pero entonces, para poder saber cuánto pueden bajar las cuotas de los créditos es necesario simular diferentes ampliaciones de plazo, dentro de términos realistas que dependen del tipo de producto de crédito y las políticas de cada entidad, aplicando a su vez una fórmula común que sería:

Pago cuota = ( i * M ) / (1 – (1+i)^-n))

Donde M es monto, i es tasa y n es el plazo al que se desea postergar. 

Una fórmula un poco complicada ¿no?, más si hay que hacerlo por varias deudas, por eso en Tranqui Finanzas hemos desarrollado un simulador de alivios financieros para ayudar a visualizar diferentes escenarios de reducción de cuota, ingresando las condiciones de sus deudas actuales y con algunos parámetros promedios que están acordes a las Políticas vigentes de las entidades bancarias en Colombia. 

Espérala muy pronto. El simulador de alivios financieros estará disponible para uso gratuito en los próximos días. Clic aquí para entrar en lista de espera y ser uno de los primeros colombianos en usarla.

 

Scroll to Top